Alejandro Trejo
Actor
Antes de situarse como una figura del cine y la televisión chilena, ya se había destacado por su infatigable labor en el teatro, como actor y director. Ingresa en 1979 a la Academia de Actuación Teatral “Teatro Moneda” de Pury Durante, y en 1986 funda, junto a Juan Edmundo González, la compañía El Clavo. Ha actuado en numerosos montajes teatrales como Lautaro, Historias de un galpón abandonado y El amor intelectual". Además de dirigir, entre otras, las obras El libro de Rebeca, de Benjamín Galemiri; Loco afán, de Pedro Lemebel, y El desvarío, de Jorge Díaz. Actúa regularmente en televisión, habiendo aparecido en numerosos espacios dramáticos y teleseries. Incursiona por primera vez en el cine en el cortometraje El Cobrador, que le vale recibir el premio al mejor actor en el Festival de Cine de Viña del Mar de 1996. En 2001 se consagra como uno de los intérpretes más sólidos del cine nacional por el papel protagónico que desempeña en la película de Orlando Lübbert Taxi para tres, en la que interpreta a un taxista que sufre una violenta mutación moral al transformarse en cómplice de un par de ladrones. La película recibe la Concha de Oro en el festival de San Sebastián de 2001 y Trejo el de mejor actor del año en los premios Altazor, otorgados por el gremio de actores nacionales. (Antonella Estevez, extraído del "Diccionario del Cine Iberoamericano"; SGAE, 2011)